¿Qué significa YOGA?

Ejercicios Yoga, bienestar físico y salud mental
por Swami Shivapremananda

Publicado en el Centro Sivananda Yoga Vedanta de Santiago de Chile.
Antonio Varas 759, Providencia.

 Diferencia entre ejercicios físicos comunes y ejercicios Yoga  

La diferencia entre los ejercicios físicos comunes y los ejercicios Yoga es que los primeros tienen como aspecto básico el esfuerzo muscular en un sentido físico; en cambio en Yoga se acentúa el esfuerzo lento y controlado, con sincronización respiratoria, influyendo sobre el sistema nervioso, y se presiona y estira especialmente los músculos internos en vez de los externos.

En el ejercicio físico común hay mayor énfasis en los brazos y piernas y en Yoga se dirige de preferencia a la espina dorsal, no se busca acentuar los músculos de brazos y piernas, aunque sí se produce estimulación de ellos, mejorando su tonicidad, pero no tanto su fuerza.

La espina dorsal es la base del sistema nervioso, y su flexibilidad conduce energía y también relajación a causa de su estiramiento y contracción.

Aparte de estas diferencias básicas tenemos la disposición filosófica. Los ejercicios físicos enfatizan la competencia para probar la propia capacidad, en cambio en Yoga no existe este aspecto de competencia, sino que hay que probarse a sí mismo la posibilidad de alcanzar una meta; se trata entonces de una disposición interna de conservación de energía, y en los ejercicios físicos comunes se gasta energía.

Además, en los ejercicios físicos no se busca tanto regular la respiración; se respira libremente buscando el acomodo de los pulmones; en Yoga la respiración normalmente se vincula y sincroniza con el movimiento del cuerpo y lo hace profundamente en las posiciones fijas; se enfatiza la eliminación de toxinas por el aumento de la circulación sanguínea, bajando el nivel de ácido lácteo. El movimiento físico obliga a una respiración mayor y como consecuencia se logra la purificación por más oxigenación de la sangre; en Yoga se recurre a esto deliberadamente al sincronizar la respiración con el movimiento como regla general; al inclinarse hacia delante se exhala y hacia atrás se inhala.

Otra diferencia con la gimnasia occidental es que en los ejercicios Yoga se mantienen pausas deliberadas entre uno y otro movimiento vinculados entre sí, de unos segundos de posición estática, produciéndose presión con los músculos internos sobre las glándulas.

Los ejercicios Yoga no solamente tienen efecto sobre el sistema nervioso, sino también sobre el metabolismo por el estiramiento y presión de los músculos y nervios que rodean las glándulas. El movimiento del cuerpo causa contracción y estiramiento de los músculos internos que presionan los nervios, aumentando la circulación de las células nerviosas y musculares produciendo efectos en la disposición mental.

Importancia de la concentración y relajación

En Yoga, al practicar un ejercicio, la atención se concentra sobre la parte del cuerpo que está en acción. Al terminar una postura, inmediatamente se despega la mente del cuerpo volviéndose flojo y ayudando así a la relajación.

Concentración y relajación significa enfocar la mente y posteriormente soltarla... Esto es de suma importancia, porque las glándulas se influencian por los nervios y éstos reaccionan frente a la disposición mental. Por ejemplo, al comer en paz, sin tensión, la digestión de efectúa mejor, la disposición mental favorable permite un mejor funcionamiento glandular; pero cuando la mente está agitada sufriendo depresión o ira, las glándulas no pueden funcionar en buena forma porque los nervios tensos no permiten el normal fluir de las secreciones como suceden en un proceso normal.

La actividad o disposición hacia la vida tiene una relación básica en los ejercicios Yoga; por supuesto existen personas que no les dan a esto la debida importancia y en esta forma no alcanzan los beneficios de los ejercicios adecuadamente. Hay quienes practican Yoga durante 15 o 20 años y siguen en el mismo nivel de alteración nerviosa que antes de practicarlo, porque descuidan este aspecto. Entonces, hay que considerar como requisito básico esta disposición más sana hacia la vida para alcanzar adecuadamente los beneficios del Yoga. Existe un dicho al respecto que es el siguiente: “Es muy difícil influir sobre la disposición de los demás, pero si uno logra controlar la propia disposición hacia los otros, se logra mantener salud mental, adecuando su visión de la vida”.

Un factor de importancia es aprender a concentrarse en una fase en movimiento durante los ejercicios. A menudo, la mente permanece ajena mientras el cuerpo se mueve mecánicamente percibiéndose algo del efecto deseado; por lo tanto, para lograr el máximo de efecto, recurrimos a la concentración. No tiene sentido concentrar la mente en diversas partes en movimiento, sino que es necesario aislar y enfocar sólo la parte involucrada. Por ejemplo, al estar tendidos de espalda y levantar una pierna hacia la vertical, hay que mover la mente desde la punta del pie hacia la pelvis y al bajar el proceso será inverso.

Otro aspecto fundamental que hay que considerar es la relajación. Apenas se termina de ejecutar un ejercicio, la mente se inmediato se desapega, el cuerpo se vuelve flojo y mentalmente el mundo no existe. Para separar un ejercicio de otro se necesita una relajación total desconectando la mente del cuerpo.

La técnica de respiración

Durante la ejecución de los ejercicios no solamente se recurre a una sincronización de respiración con movimiento físico. Es un error pensar que se aumenta el volumen pulmonar levantando el pecho, ya que se produce una contracción de losmúsculos abdominales levantándose el diafragma que reduce la entrada de aire a la parte baja de los pulmones por la presión producida desde abajo. Por esta razón, al inhalar se mueve el abdomen hacia fuera, permitiendo que la parte inferior de los lóbulos pulmonares se llenen de aire, y al exhalar se contrae el abdomen para vaciarlos más completamente.

Al observar la respiración de un niño, se nota como se mueve su abdomen; ésta es la respiración más natural.

También es de importancia la postura: al hallarse sentados es necesario mantener los hombros derechos, igualmente la espalda. La postura dorsal permite una respiración mejor; al no tener derechos los hombros, los pulmones no podrán emplearse al máximo.

Con una mejor respiración se alcanza mayor purificación sanguínea. La espina dorsal recta ofrece una posibilidad de mejor reacción y absorción mental. Hay quienes son incapaces de captar detalles, a veces, porque su postura es floja.

Otro requisito para practicar los ejercicios es no hacerlo antes de dos horas de haber comido.